viernes, 8 de mayo de 2009

CLASIFICACIÓN


INTRODUCCIÓN

La clasificación es una noción matemática básica, es decir, es uno de los conceptos previos a la matemática convencional, por decirlo de otra manera, es uno de "los cimientos del edificio matemático" que el niño irá formando conforme vaya aprendiendo.

Cuando un niño presenta problemas de aprendizaje mayormente notorios en el área de matemáticas, el docente debe retomar el nivel matemático previo del niño, es decir, debe evaluar de acuerdo a las nociones matemáicas previas.

La clasificación, en este caso, es una noción previa a la geometría, ya que el niño aprende a distinguir las formas de los objetos y a compararlos, encontrando semejanzas y differencias, además de esto, empieza también a reconocer y comparar tamaños y siperficies de figuras, colores y el grosor.

MATERIALES

Para realizar este ejercisio, se necesitan un total de 48 figuras (bloques lógicos), manejando diferentes factores para realizar la clasificación.

Como se puede observar en las figras de las imágenes, los 4 factores de clasificación son:
  1. Color.
  2. Forma.
  3. Tamaño.
  4. Grosor.
PROCEDIMIENTO

Se le debe entregar al niño el material en desorden, como aparece en la imagen de abajo.

Preferentemente, el material debe ser sacado frente a él al mismo tiempo que se le pide que realice la clasificación. Para ello, debe explicársele que debe observar todas las figuras y ordenarlas colocando "junto lo que debe ir junto". Si la orden anterior no fue clara, se le puede decir que "junte o haga grupitos con las figuras que se parezcan." También es importante señalarle que ninguna figura debe quedar fuera, en caso de existir, se le debe preguntar al niño "¿Dónde podemos colocar esta figura? Fíjate a cuáles se parece."

CLASIFICACIÓN NO VÁLIDA

El examen se toma como NO VÁLIDO si el niño simplemente comienza a juntar figuras sin respetar algunos de los argumentos anteriores, o si decide formar "cosas" usando las figuras, por ejemplo, hacer un carro o una casita.

Es necesario cuestionar al niño constantemente sobre lo que hace o hizo, ya que algunos comentarios nos pueden indicar cuáles son sus intenciones, sobre todo con los niños más chicos, por ejemplo, el tomar un círculo y decir que es "la llanta del carro."

A continuación se observa un procedimiento NO VÁLIDO de un niño de 5 años, ya que no existe una clara clasificación por medio de algunos de los 4 factores.



Una vez terminada la tarea, y al ser NO VÁLIDA, se le puede dar al niño una segunda (y última) oportunidad, sin ejemplos, simplemente se repite la orden, o se puede decir de una manera más sencilla y detallada.

Si el niño vuelve a realizar una clasificación NO VÁLIDA, se da por concluida la prueba, arrojando como resultado una insuficiente noción matemática básica de CLASIFICACIÓN.

CLASIFICACIONES VÁLIDAS

Una clasificación se toma como VÁLIDA cuando cumple por lo menos con uno de los 4 factores (color, forma, tamaño o grosor), ya sea de manera parcial o convencional; en el primer caso, nos indica que el niño tiene la noción aunque no está claramente consolidada.

A continuación se presenta una clasificación PARCIAL de acuerdo a la forma de los objetos, si bien, la imagen fue tomada durante el procedimiento y no al final como en los demás casos, se observa que dentro del grupo de los círculos (marcado en azul) hay dos figuras (un triángulo y un cuadrado) que no deberían estar ahí; y en el grupo de los cuadrados (en rojo) la niña (de 8 años) que hizo la actividad está integrando un círculo rojo que trae en la mano.


Ahora se presenta otra clasificación PARCIAL, demostrada en dos imágenes, esta vez de acuerdo al color. El niño de 7 años que realizó este trabajo formó un único grupo de figuras amarillas, como se observa en la primera imagen.


Aunque inicialmente también inició tomando en cuenta la forma, fue un factor que perdió rápidamente conforme avanzó la actividad, además de que, como sucede comúnmente en niños chicos, o en aquellos con necesidades especiales, existió la confusión de la forma entre el cuadrado y el rectángulo.

Una vez concluido el trabajo, el niño agregó un par de figuras de otro color (rojo), argumentando al final que había formado "una torre." Por lo que se considera una noción PARCIAL, aún cuando inició de manera correcta.


Se presentan otros dos ejemplos de clafificación de acuerdo al color, ambas hechas por dos niños de 6 años (la primera de ellas todavía sin finalizar, realizada por el niño del primer ejemplo un año después), esta vez se trata de una noción convencional, todas las figuras fueron agrupadas de acuerdo al color.


Los ejemplos anteriores son casos donde la clasificación se realizó de acuerdo a un solo factor, sin embargo, cuando los niños tienen mayor capacidad, pueden realizar clasificaciones de acuerdo a dos o tres factores.

Ahora viene un ejemplo de una clasificación realizada por una niña (6 años) de acuerdo a los factores de Forma y Tamaño, y, aunque aparecen dos grupos de Cuadrados Grandes (4), ella misma pudo corregir ante la pregunta "¿Ya están bien ordenadas todas?".

Generalmente, de acuerdo a mi experiencia, la mayoría de los niños utiliza dos factores para realizar una clasificación, muchas veces por color y forma, ya que son los factores más fáciles de identificar.

Por último, se presenta un ejemplo más realizado por una niña de 7 años, donde se aplicaron 3 factores para clasificar: color, forma y tamaño; si bien, hay algunos casos donde no se aplican los tres factores completos, la forma predomina en todos los grupos.



El factor más difícil de tomar en cuenta (o el que menos recibe atención) es el grosor de la figura.

CONCLUSIÓN DE LA ACTIVIDAD

Una vez realizada la clasificación del niño, se le debe preguntar por qué ordeno las figuras de esa manera, haciendo el registro correspondiente de lo que el niño indique. También es conveniente tomar dos figuras de diferentes grupos y preguntar al niño si se pueden poner juntas, y por qué lo considera así.

Por ejemplo, usando como referencia la imagen de la clasificación por color del niño de 6 años, podemos tomar un círculo azul grande y un círculo rojo pequeño, y preguntarle si se parecen, si el niño responde que sí, entonces podemos considerar que posee la noción de acuerdo a la forma.

Podemos intentar otro ejemplo tomando esta vez un triángulo amarillo chico y un cuadrado rojo grande, pero que coincidan en el grosor, y repetir la pregunta, si la respuesta es negativa, quiere decir que no existe esa noción.

Un detalle más que es necesario rescatar es el hecho de distinguir el cuadrado y el rectángulo, esto se observa si el niño realiza una clasificación de acuerdo a la forma y junta rectángulos y cuadrados. Si la clasificación fue hecha por cualquier otro factor, como el color (volviendo al caso citado), se pueden tomar un rectángulo y un cuadrado que coincidan (por ejemplo, que ambos sean rojos, chicos y gruesos) y preguntar si son iguales. Si el niño responde que no, se debe preguntar por qué y hacer el registro de la respuesta.

Hay ocasiones en que puede rescatarse en el niño la apreciación de un factor no considerado, en este caso, revisando el último trabajo presentado, al hacer preguntas como las ateriores se logró rescatar la diferenciación entre dos figuras por el grosor, por ejemplo, al comparar dos triángulos amarillos grandes, donde, según la niña "uno está flaco y el otro está gordo".

SUGERENCIAS

Una noción de clasificación insuficiente puede ser un indicador de falta de maduración visual del niño en cuestión, ya que existen dificultades en la integración de formas, lo que le impide realizar las comparaciones entre las figuras.

Ya que el color es el factor más fácil de identificar, es de esperarse que sea el factor predominante para realizar una clasificación, o por lo menos que funcione como "segunda opción", es decir, que aparezca sólo en algunas ocasiones.

Cuando existe la ausencia de este factor, muchas veces se debe a un pobre conocimiento de los colores, como en el caso de la última clasificación presentada por la niña de 6 años, quien no posee un claro conocimiento de los colores, sin embargo es claro que distingue perfectamente la forma de los objetos. Sin embargo, esta ausencia también puede ser un indicador de un problema o daño visual, como el Daltonismo, para lo cual, es necesario realizar una canalización a un especialista para que haga una valoración visual.

El segundo factor más fácil de identificar es la forma, por lo que también es regular que las clasificaciones se hagan de acuerdo a este factor principalmente. Si después de haber realizado una clasificación por cualquier factor excepto la forma, y al realizar algunas preguntas de comparación de formas de figuras identificamos que el niño no logra diferenciar; esto nos puede indicar que el grado de maduración visual es deficiente (la falta de maduración visual no tiene que ver con problemas visuales como miopía), por lo que recomiendo realizar ejercisios que impliquen la destreza visual y discriminación de formas, por ejemplo, unir dibujos con su silueta, seguir objetos con la vista, juegos de inserción de piezas o figuras en agujeros de la misma forma, copiado de formas utilizando los legos o bloques de colores, entre otros.

Cuando el factor que presenta dificulades es el tamaño, generalmente se debe a lo mismo que en el caso anterior, la falta de maduración visual, por lo que se pueden seguir las mismas recomendaciones, anexando también actividades de diferenciación de tamaños de objatos, indicando cuál es más grande o cuál el más chico.

Estos factores anteriores, aunque no lo determinan, también pueden ser resultado de algún problema visual que requiera el uso de lentes, siendo necesaria la debida canalización.

EJEMPLOS DE CLASIFICACIÓN

A continuación pongo algunos videos de ejercicios de clasificación.

El primero corresponde a un ejercicio fallado, considerado fracaso, ya que no se observó capacidad para realizar una clasificación, sino que con las figuras se formó "una pirámide".



En el segundo video, el niño realizó una clasificación de acuerdo al color de la sfiguras, y se observa una tendencia también en juntar figuras por la forma, aunque este aspecto no predomina en la actividad.



Otro video más donde sólo se toma en cuenta un aspecto para clasificar, esta vez, es la forma.



Ahora aparece un ejercicio donde se tomaron en cuenta dos aspectos para hacer la clasificación, aunque el video no está completo, se observa claramente que los aspectos considerados son el color y la forma.